Scroll to top

¿Por qué tu perro come heces?

La cropofagia, o la ingesta de heces, es un comportamiento muy común en perros y lamentablemente puede traer problemas de salud ya que puede fomentar la aparición de parásitos en el intestino.

Es frecuente que los perros se coman sus propias heces, heces de algún otro animal como vacas y caballos o incluso heces humanas. No hay una distinción entre el tipo de caca en cuanto a las razones y las consecuencias se refiere.

Estas son algunas de las razones por las cuales los perros se comen su propia caca o la de otras especies.

Dieta deficiente

En muchos casos la ingesta compulsiva de heces suele revelar una dieta ineficiente. Por ejemplo, puede que su pienso contenga demasiado cereal y no la suficiente proteína y el perro se vea atraído por heces con mayor nivel protéico.

En ese caso es importante revisar el tipo de pienso que le das a tu perro y asegurarte de que tiene un buen equilibrio nutritivo.

 

Huele a comida

Las heces no dejan de ser comida procesada y este olor atrae a los perros. En el caso de las heces humanas imagínate una familia cenando y el perro mendigando comida.  A los perros la comida humana les fascina por su variedad y olor. Y a veces… se conforman con lo que nos queda de esa comida, que sigue teniendo ese tentador olor.

Imitan a su madre

La cropofagia es un comportamiento muy común en perras madres. Lo hacen para ocultar olores que desprenden sus cachorros en las madrigueras y para su cuidado e higiene. Pero los cachorros pueden haber aprendido este comportamiento de la madre aunque no tenga mucho sentido hacerlo.

Por aburrimiento

La ingesta de heces puede también ser un signo de estrés o aburrimiento en el perro. Si tu mascota no obtiene suficiente actividad puede darse que coma caca ‘por hacer algo diferente’.

Sácale a tu perro al menos dos veces al día durante un buen rato y asegúrate que corre y olfatea lo suficiente.

Para pasar desapercibidos

A veces los perros comen heces, y sobre todo se revuelcan en ella, para adquirir olor que les ayude a mimetizarse ante depredadores. Esto es evidente después de un baño, cuando los perros suelen revolcarse por el suelo para ocultar su verdadero olor, que es mucho más obvio después del baño.

Otra razón de revolcarse es que no les suele gustar el olor de perfumes y champús que están pensados para que les guste a los humanos. 
 

 

¿Es malo que se coma sus heces? riesgos de la cropofagia

La ingesta de heces es peligrosa porque los excrementos pueden ir acompañados de parásitos que pueden afectar al sistema inmunológico de tu mascota. Sobretodo si las heces que comen son de un animal o persona enferma esta enfermedad puede ser transmitida a tu perro.

 

¿Cómo evitar que tu perro coma heces?

Hay varias soluciones para evitar que tu perro coma heces en los paseos, incluyendo la suya propia. Lo más importante es un adiestramiento adecuado para evitar que no adopte el hábito de comer excrementos.

Esto puede ser diciéndole ‘no’ en un tono alto y grave siempre que muestre la intención de hacerlo. Y por supuesto es muy importante recoger sus heces inmediatamente despúes de que las deposite.

 

La importancia de analizar las heces

Una infección en la microbiota (las bacterias de su aparato digestivo) se puede detectar con un simple análisis de heces en nuestra clínica veterinaria.

‘Los planes de salud de Clínica Bahía incluyen los análisis de sus heces. ´Echales a un vistazo a todo lo que incluyen y ahorra en la salud de tu mascota.

Related posts